• (+549) 11 . 5006 . 6027
  • info@modulosanitario.org
  • Gallo 353 – CP. 1172 – CABA, Buenos Aires, Argentina
Blog

#PalabrasAbiertas: «vocación social» por Karina Colángelo

*Texto escrito por Karina Colángelo, voluntaria del equipo de Módulo Sanitario

Siempre supe que mi vocación estaba volcada al ámbito social, a lo comunitario de alguna manera, y así fue como he pasado por diversas carreras sociales a lo largo de mis treinta y pico de años.

Hace unos 5 años tuve la fortuna de conocer a las personas más adecuadas para que mi vida tome un bello camino: entré a Módulo Sanitario, organización que me abría las puertas de par en par, que daba la bienvenida de manera eufórica y de una entrega absoluta. Pero he allí una pequeña letra chica: así como lo daba, lo pedía también. Y no tuve más remedio que entregarme. No costó mucho que digamos. La realidad es que yo terminaba recibiendo alevosamente por demás.

Entré en un mundo maravilloso de compañerismo, fuerza de voluntad, trabajo en equipo, risas, amistades, palabras tiernas, abrazos infinitos.

Fui trabajando junto a Módulo en todo lo que podía, en todo lo que me dejaban a mano, y tuve la enorme fortuna de llegar a coordinar un barrio del Oeste, Moreno, durante 2 años. Una de las experiencias más hermosas que tuve y donde aprendí muchísimo de la vida, de mí, de las personas, de la ideología, de las diferentes y diversas miradas, de lo que quiero y no, de lo que sueño y espero, del real trabajo en equipo, de cómo trabajar en grupo mirando un mismo objetivo puede hacer cambios tremendos y radicales.

Ese se convertía en el primer chispazo en la elección de la carrera que ahora estoy a punto de terminar. Hace 2 años y medio arranqué Psicología Social entendiendo que abarcaba lo que venía buscando hace tiempo: el estudio del comportamiento humano, el ser humano dentro de un grupo, la interacción entre personas, el trabajo en equipo, la importancia de la comunicación, los roles y vínculos a desarrollar.

Módulo ha sido, y sigue siendo, mi gran campo de práctica, mi inspiración, mi mundo de arena que puedo crear, deshacer y volver a crear. Porque de eso se trata la vida, de vivir realizando, creando, innovando, aprendiendo, y acá hay un espacio para eso.

Hoy me encuentro a mis 39 años queriendo más, mucho más. Hacer más, buscar más, pedir más, aprender más, entregar más, acompañar más, aceptar más.

Modulo me presentó un camino, un bosquejo, un sinfín de necesidades y posibilidades, y considero que tuve la astucia suficiente para agarrar la oportunidad y aferrarme a ella. Siempre agradecida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *